¿La vida es un sueño o una coincidencia?, Aves de Cristal: La Casa de los Pájaros

Entrevista a la escritora Fátima GalBos

fatima

Fátima GalBos

Mayra Martínez Medina

La trama se desarrolla en la Ciudad de la eterna Primavera, Cuernavaca, localizada en el estado de Morelos. La autora se describe como una mujer que vive al máximo sus emociones ya que la experiencia al igual que el amor da paso a la creación en este caso de un sueño.

¿Qué pensarías si el día de tu cumpleaños llega a tu casa el ejemplar de tu primer libro sin haber pedido que te lo enviaran ese día?, ¿cómo tomarías el hecho de que el mayor número de lectores de tu primer libro en formato digital esté en España, el mercado más grande respecto a la demanda de libros electrónicos?, ¿qué sentirías si en el intervalo en que estás buscando una editorial para lanzar  tu libro en papel te encuentras con la convocatoria de Amazon, publicas tu escrito en la web y se vuelve un éxito?

Esta es la experiencia de Fátima GalBos, autora del libro Aves de Cristal:  La Casa de los Pájaros. Un sueño que tuvo en su adolescencia le dio vida a esta historia de la psicología thriller. Al paso de casi dos décadas una serie de acontecimientos le dio vida a su primer libro de 600 páginas.

Ella goza del proceso que da como resultado contar una historia. Es decir, la creación de la historia. “Desde que iba en la primaria me gustaba mucho leer y que me leyeran. Mi primer libro fue una historieta después de una ida al circo, tenía cuatro años. Ahí inició mi interés por contar historias”.

Fátima siente admiración por los cuentacuentos, “que se fuera la luz era lo mejor que podía pasar en mi casa porque contábamos historias de terror, de fantasmas”.

De cuando tenías 13 años que tuviste el sueño e inspiró tu libro a la actualidad que lo publicaste, ¿cómo fue tu proceso de formación como escritora?

– En la primaria pasaba mucho tiempo haciendo comics, me encantaba que me leyeran. Cuando tenía 13 años en la escuela tenía que tomar las materias como todos los demás pero tenía una clara tendencia hacia escribir. Me gustaban las tareas de español que requerían escribir sueños, composiciones. Después en la preparatoria cada semana tenía que hacer una composición que se volvió un medio de expresión importante para mí. La maestra me dio confianza de expresar lo que venía a mi mente y es así como agarré sinceridad como escritora porque no tenía que ser tan estructurada. Pasado este tiempo tomé teatro varios años. Me encantaban los libretos, me fascinaba esa parte porque era contar historias.

Después viajé a Inglaterra para estudiar composición de novela ahí fue mi primer encuentro con la parte más cercana a la estructura de una historia y el estilo. Empecé a leer más sobre los estilos de escritura. Después estudié Ciencias de la Comunicación, en parte, porque había tareas de generar ensayos, composiciones.

– ¿Quién es Fátima Galindo?

– Me considero amante de la vida en el sentido dramático. Un amante está en constante conocimiento de lo que ama y tiene sentimientos encontrados respecto a lo que ama. Los aspectos positivos y negativos de la vida me hacen vivir de manera apasionada. Los aspectos que encuentro como negativos, lo absurdo o misterioso me hacen amar la vida.

Te recomendamos https://www.youtube.com/watch?v=Eay3oQMjb8E&feature=youtu.be

– En entrevistas anteriores mencionaste al amor como importante en tu vida, ¿qué representa el amor en tu vida a la hora de crear historias?

– El amor me mueve. Vivo con intensidad, entonces eso se traduce “en eres muy sensible”. Sé dar cavidad a mis emociones para expresarlas. Vivir me permite crear a mis personajes. Situaciones de muerte, odio, tristeza; o bien situaciones como la discriminación, el odio, me movieron mucho porque desde niña tenía muy claro que ese no era el objetivo de un ser humano. Para mí no había otra cosa que sentir amor, paz, divertirme con alguien querido, sentir la calidez de otra persona. El amor da intensidad a las cosas placenteras y hermosas. Pero la intensidad también es un contraste, con intensidad de igual modo se vive dolor, pena o angustia y por eso me amo viva.

El amor para mi es encender una vela, la enciendes y la llama es hermosa. La llama te atrae, te produce calor, te da una sensación de paz, de tranquilidad, de asombro, de maravilla. Pero también proyecta una sombra que puede dar miedo, ansiedad, puede ocultar cosas. Esa ambivalencia me llama la atención.

Te recomendamos http://www.ivoox.com/somos-tres-visita-autora-audios-mp3_rf_12985110_1.html

Mientras escribías tu libro, la gente pensaba que el libro no era un trabajo real, ¿cómo lograste el equilibrio entre tu pasión y esos comentarios?

– No tengo idea, creo que es un aspecto de personalidad, soy necia. Esto, que puede ser un aspecto negativo, me ayudó. Si para la gente no tiene valor escribir o no lo comprende está bien. No tengo porque admitir esos obstáculos. No es fácil escuchar 20 mil veces un no. Quizá para esas personas el éxito se visualiza de otra manera. Imagínate a una persona que no disfruta la lectura y menos escribir, enfrentarse con una persona que además de disfrutar la lectura le gusta escribir, debe ser difícil. Eso me ayudó.

– El sueño que tuviste de adolescente, ¿lo metiste en cloroformo para mantenerlo, recordarlo y escribirlo?

– No. Lo deje crecer. ¡Cuántas personas no quieren mantener situaciones de la vida en cloroformo para que las cosas no cambien! Para mí siempre fue un juego. A mí me gusta imaginar y constantemente estoy imaginando historias, paisajes. Ese hábito en mí empezó de chiquita. Me gusta imaginar historias mientras escucho música o veo un cuadro, pensar en qué llevó a ese fragmento en el tiempo para dejar situaciones plasmadas.

Eso mantuvo vivo mi sueño, en ese proceso de imaginar empezaron a surgir ideas, no tanto de crear porque crear es forzar. Hay personajes que crecen conforme nosotros crecemos, eso me ayudó a que la historia creciera y tomara mayor significado.

– Cuando soñamos es porque pasamos por circunstancias muy específicas, ¿atravesaste por alguna circunstancia cuando tuviste ese sueño? 

– Eso fue lo que me llamó la atención: era atípico, me parecía salido de la nada. En mi familia se acostumbra mucho el tomar en cuenta el simbolismo de los sueños, mi abuelita era buenísima en los asuntos de la psique humana. Había sueños muy específicos que podíamos soñar todas las mujeres de mi familia al mismo tiempo, eran experiencias interesantes.

Este sueño no tenía una conformación de los típicos sueños a los que estaba acostumbrada. Este sueño no se lo conté a nadie; era tan peculiar, tan particular, lo sentí tan íntimo que era algo para mí. Con el pasar del tiempo más bien empecé a ahondar en el mundo de los sueños, a leer libros, a consultar diccionarios de sueños. Más que interpretar ese sueño fue entrar a este mundo que tenemos al dormir que puede estar separado de nuestra vida cotidiana. El mundo de los sueños puede ser tan vívido como en la vida cotidiana.

Como regalo de cumpleaños, Fatima tuvo en sus manos el primer ejemplar de su primer libro el 27 de enero de este 2016, “Yo no pedí que el envío llegara ese día. Fue incidental”. Igual de incidental fue el hecho de encontrar disponible la convocatoria de Amazon para publicar en su plataforma digital los libros de nuevos escritores. Y ni qué decir de la aceptación de Aves de Cristal: La Casa de los Pájaros en España, país que según Libranda, la principal distribuidora de libros digitales a nivel internacional, es el mercado de mayor importancia respecto al consumo de libros en línea.

“Me parece incidental por mi resistencia a creerlo”. A pesar de su resistencia Fátima confía en su guía interna que la conduce por el mejor camino. Como escritora pienso en dar lo que está dentro de mí y quien lo disfrute es una ganancia impresionante.

@mayrafinanzas

Infonacot, la competencia de los bancos

*ofrece créditos no revolventes (pago a plazos) con tasa de interés menor a la del banco

*una buena opción para reestructurar las finanzas personales

El crédito del Infonacot no sólo sirve para comprar muebles, actualmente esta institución trabaja para convertirse en una entidad financiera, de avanzada ofrece créditos no revolventes  a través de la tradicional tarjeta de crédito y en efectivo  (crédito para emergencias) .

¿Cuánto presta?,   el equivalente a cuatro meses del sueldo del contratante

¿A qué plazo?, el trabajador elige el tiempo de  la deuda; aunque el tiempo máximo es de 36 meses.  El pago se realiza a mensualidades fijas.

¿Cuáles son  las ventaja de este crédito?

–          La institución no presta más del 20% del sueldo del trabajador para no saturar su capacidad de pago

–          El pago mensual incluye el interés más la amortización del capital

–          El usuario tiene el control del pago de su deuda

¿Qué pasa si el cliente pierde su trabajo?

–          Debido a que el instituto no vende su cartera a despachos de cobranza no se molestará al cliente día y noche por ninguna vía

–          La base de datos del Infonacot está conectada a la del SAR, cuando el contratante se reincorpore a la actividad laboral, la institución reactivará el cobro de las mensualidades hasta que se cubra el adeudo.

–          Si el contratante al reincorporarse a la actividad laboral percibe sus ingresos por honorarios la entidad ofrece:

–          A) Para quién no tenga liquidez inmediata  un programa de reestructura llamado 20-20-20, en donde el cliente liquida el 20 por ciento de lo que debe, otro 20 por ciento se reestructura a 20 meses y por cada pago puntual que realice se le hace un descuento de 20 por ciento.

–          B) Y para quienes deben poco se les ofrece un programa llamado 70/30 si el cliente paga el 70 por ciento, el 30 por ciento restante se le condona.

Contratar este crédito puede ser útil para quienes  que tienen un adeudo considerable con el banco ya que con el crédito del Infonacot puede pagar la deuda bancaria y así reestructurar sus finanzas personales.

Claro, esto siempre que la deuda del contratante sea equiparable a cuatro veces su salario ya que es el monto que presta la institución.

María Elena Morera: “para ellos es un acuerdo de foto”

México, 26 May. (Notimex).- Ha transcurrido más de una década en que María Elena Morera decidió tomar el camino del activismo social, a la distancia, le sigue impactando la desconfianza que priva entre la sociedad mexicana “

“Desconfiamos de todos: del vecino,  del jefe, del compañero, de la autoridad, cada uno jala para un lado distinto”.

 México no puede seguir caminando con las autoridades por un lado y los ciudadanos por otro, por eso no terminamos de transitar a una democracia participativa”, observó la presidenta de Causa en Común.

Después de que su familia enfrentó cuatro secuestros, el último el de su esposo, Pedro Galindo, María Elena tomó la decisión de impulsar movimientos sociales para fortalecer la participación ciudadana en las decisiones y políticas de gobierno.

Cuando su esposo volvió a casa, luego del cautiverio, “yo me quería ir del país; pero mi familia a pesar de lo que habíamos vivido no quiso. Entonces me di cuenta que había mucho por hacer”.   

Ante la resistencia de su familia por huir del país, María Elena capitalizó su experiencia en México, “la gente me empezó a hablar para preguntarme cómo habíamos superado el secuestro de Pedro, entonces nos fuimos involucrando con la gente”.

A través de esta labor fue como llegó a la presidencia de México Unido Contra la Delincuencia, lugar donde permaneció cinco años y después fundó su propia asociación civil.  

Para el 2010, año en que nació Causa en Común, María Elena ya conocía “el funcionamiento de las instituciones, los intereses que hay de por medio, y el manejo de la  corrupción”.

“Después de este tiempo también he comprendido cómo funcionamos como sociedad, me impresiona encontrar que hay instituciones, asociaciones o autoridades que buscan de quien aprovecharse porque en algún momento se aprovecharon de ellos”.

 -¿En este camino no estuviste tentada por las seducciones del poder?

 -Más bien he aprendido a manejar la frustración, me siento harta, decepcionada de las misma autoridades porque cuando llegas a un acuerdo con ellos piensas que sí los van  a cumplir,  pero no, para ellos es un evento de foto. Después se les olvida lo que firmaron.  

 “Por ejemplo: en el Acuerdo por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad había 16 puntos que firmaron asociaciones que no se cumplieron; entonces uno se da cuenta de que el problema es estructural porque simplemente no se cumple lo que se dice”.

Recuerdo que hace tiempo un amigo me dijo: “las autoridades tienen muchas formas de coptarte, la más burda es ofrecerte dinero, pero a ti no creo que te lo vayan a ofrecer. También te pueden corromper con halagos o con los reflectores mediáticos. A esto le contesté “qué locura”. Después me di cuenta que era verdad.

Después de la marcha por la paz del 2004, trataron de amenazarme desde la Secretaría de Seguridad Pública cuando exigí que se cumplieran los compromisos asumidos por el presidente de la República.  

Ese año, relató,  el presidente Vicente Fox se comprometió a crear un instituto ciudadano para la prevención del delito. Cuando fuimos con el entonces secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta nos dijo que “no porque no todo lo que decía el presidente se podía hacer; pero que en cambio se podía conformar un consejo ciudadano”.

El día que fuimos a firma la creación de tal consejo, él se puso como presidente, me rehusé a firmar, después intentó “amenazarme,  bueno yo digo que intentó persuadirme para que  desistiera de mi trabajo”. Pero aquí sigo.

 NTX/MM

“Así es la política”, me contestó Alejandra Barrales

Mayra Martínez Medina

México, 25 May. (Notimex).- Yo no me imaginaba incursionando en el ámbito de la política, más bien yo iba a impulsar la incursión de Alejandra Barrales y de nuestro sindicato en la política.

Hace años me vislumbraba como impulsora de un personaje -refiriéndose a Alejandra- con alto potencial. Yo la describía como una cara diferente del sindicalismo: joven, fresca, la versión femenina.

Con su característico suave tono de voz, Lizette Clavel recordó que las diferencias entre ella y la hoy diputada local, Alejandra Barrales, se asomaron en 1999 casi en el 2000, cuando su entonces compañera de trabajo decidió reelegirse por segunda ocasión como secretaria general del sindicato de sobrecargos.

“Le cuestioné el haber tomado esa determinación a sabiendas de que nuestro proyecto era otro, mucho más amplio, con diferentes sobrecargos y me contestó: así es la política”.

“En ese momento se me desmoronó todo porque nosotros pensábamos que en México estaba muy mal visto que los sindicalistas siempre terminaban brincando a posiciones políticas, abandonando sus causas sociales”.

Entonces empezó la embestida y sin imaginarlo la trayectoria de una carrera política que hoy sigue la actual secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA).

Después de aquella discusión con Alejandra hubo quien me pido reelegirme como secretaria de prensa. Al enterarse de la propuesta que me hacían, ella reaccionó amenazante, me dijo “si no estás conmigo estas en mi contra”.

Vinieron tiempos difíciles, me tocó ver cómo se gestaba un movimiento de manipulación además de mi destitución con tal de tener fortaleza. Entonces, cuando decidí no estar empieza una embestida que implicó manipulación de documentos. En ese momento conocí a un personaje que yo desconocía, platicó.

Al haber destituido mis derechos busqué a los principales abogados laborales de este país hasta que encontré a José Salvador Rodríguez Flores; pero antes de llegar a él busqué a Néstor de Buen y otros que me dijeron: “no creemos que sea posible, es una dirigente” y es que ella tenía el poder porque ya estaba en la diputación.

“En ese momento caí en la cuenta de que estaba siendo víctima no de mi empresario, sino de mi propio sindicato. En la misma base nosotros decíamos sino nos dejamos de los patrones, tampoco de quien se supone nos defiende”.

_¿Cuándo te das cuenta de que estás dentro de la política?

_Cuando al lograr restituir mis derechos la misma base me empieza a decir te toca, vas, deberías de, pudiste contra Alejandra, contra todo ese poder. Entonces intenté registrarme y nuevamente un grupo de personas dijo que el sindicato no fue notificado de mi laudo y perdí la oportunidad de registrarme. Me pareció un nuevo atropello. Después de tres años dije ahora sí voy y me registré para contender por la secretaría general.

Como los metales mi carácter se ha ido templando, aseveró en un tono enérgico “he conocido lo que significa el impacto de lo que hago y digo”.

Acontecimientos como el alza en el precio de la turbosina y el impacto que esto tuvo en las finanzas de las líneas aéreas, la baja demanda en el tiempo de la influenza, la crisis financiera internacional y la suspensión de operaciones de Mexicana de Aviación representaron el fuego que templó el carácter de Lizette.

Todos estos factores pusieron a prueba su capacidad “ví como a partir de lo que pasaba mis promesas de campaña para la secretaría general desaparecían, era imposible mantenerlas”.

A pesar de todo no he olvidado que “soy tripulante de aviación y ante una emergencia el principio básico es la calma, así se esté quemando el avión”.

Martha Delgado: el jefe de gobierno y yo nos parecemos

 Mayra Martínez Medina

Martha Delgado / Foto Notimex

México, 24 May. (Notimex).- “Marcelo Ebrard, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, y yo somos diferentes; pero nos parecemos. Cuando yo tengo una idea hasta que reúno todos los elementos tomo decisiones. Mi staff te lo puede decir, aquí todos dicen lo que piensan, aunque a mí me toca sopesar”.

En el momento que decido, informo a la gente que me dio su opinión las razones que me llevaron actuar de un modo, así la gente sabe porque se actuó de una forma, en eso nos parecemos el jefe de gobierno y yo, conversa Martha Delgado.

En Plaza de la Constitución número 1, está la oficina de la secretaria de medio ambiente del Distrito Federal. Frente a su escritorio se abre una ventana a través de la cual se puede contemplar la Catedral de la Ciudad de México.

¿Serían nervios o hiperactividad?; todo el tiempo de la entrevista, Martha Delgado no dejó de mover los pies y en lapsos espaciados, con su sillón se deslizaba, ligeramente, de un lado a otro, sin salir del perímetro del escritorio.

 Antes de ser funcionaria pública de un gobierno, Martha Delgado dirigió movimientos desde la sociedad civil y ocupó una curul en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

“Cuando estaba en la sociedad civil nunca pensé voy a ser diputada o funcionaria, me gustaba ese trabajo, no soy una persona que diga: voy a la cumbre, no, simplemente hacía mi trabajo”.

 -Imaginó llegar a ser secretaria en el Gobierno del Distrito Federal? -Yo nunca he imaginado las propuestas buenas que han llegado, en mi caso sí he tenido oportunidades por cuestiones de género.

Martha hoy vistió de color azul agua, eligió accesorios: aretes y dije en forma de sol con una piedra al centro de un color que combinaban a su ropa.

 Echó el sillón hacia atrás para poder hacer movimientos con las manos sobre el escritorio para definirse como una líder de carácter fuerte que con el tiempo se ha moldeado.

“Yo creo que el carácter uno lo trae, es una parte de la personalidad, no cualquier persona por la experiencia se hace dura, son las dos cosas, el carácter y la formación. Al estar expuesto a tomar decisiones te vas haciendo líder, es decir si te preguntan cada tres meses está bien, pero cuando te lo preguntan a cada diez minutos empiezas, de manera más determinada a resolver situaciones y ese es un enorme aprendizaje que tiene la gente que pasa por estos puestos”.

Entre las varias anécdotas que impactó a la ex diputada independiente fue darse cuenta como funcionaria, de que las cosas buenas y nuevas son “tan difíciles de realizar”.

“Pensé que todo lo bueno fluía y se hacía fácil y no, también tiene obstáculos”. Como ejemplo mencionó las ecobici, “uno dice: no contaminan, es un proyecto bueno, pero hay 80 mil obstáculos: los comerciantes, los transeúntes, los automovilistas, los vecinos a todos hay que darles una solución, si tú quieres cambiar, debes cambiar cada uno de los obstáculos para que pueda caminar, agarrar vuelo y que salga”

 Si tú no estás dispuesto a ceder algo no puedes negociar, quienes actuamos por principios tenemos límites, hay cosas que no se pueden ceder.

-A qué cosas no cedería? -A la corrupción, me molesta que me pidan atender a gente por ser conocidos de alguien.

NTX/MM

Georgina Kessel: sí, es un orgullo ser la primera mujer

Mayra Martínez Medina

Georgina Kessel , foto Notimex/Javier Lira

México, 23 May. (Notimex).- Georgina Kessel aún recuerda el 10 de noviembre de 2010 como un día particularmente especial. En el Instituto Tecnológico Autónomo de México, compartió con su madre el momento en que la institución le entregó el premio Carrea al Universo, “fue padrísimo, mi familia estaba conmigo, mi mamá estaba conmigo, ella me ha forjado desde muy chiquita”.

Con expresión de orgullo y una mirada alegre, la actual directora general de Banobras dijo: “ahí estaba ella, viendo el logro de Georgina Kessel, que también era un logro de ella”, pues su madre la acompañó desde niña.

 -¿Cómo la forjó su madre? – Al son de un suspiro, comentó: padrísimo, con un sentido de responsabilidad, congruencia, honestidad, en una escala de valores, sabiendo que tienes una misión que cumplir a cabalidad y no darte por vencido.

 La ex secretaria de energía y primera mujer en ocupar este cargo, gusta de los colores vivos, porque es la forma en que vive cada día. Su estado de ánimo lo expuso gráficamente con la obra del pintor Leonardo Nierman, sobre todo con los cuadros de mucho colorido.

“Yo siempre estoy en los colores vivos, me critican mucho porque me gusta el rojo, el amarillo, el verde, eso muestra en qué etapa de mi vida estoy. A pesar de los años, mantengo los colores vivos”.

Quien fuera la primera mujer presidenta de la Comisión Reguladora de Energía, platicó que en su ascenso profesional siempre ha sabido identificar el momento que le toca vivir, “estar aquí y ahora es la parte más importante”.

“Practique yoga por mucho tiempo, es una herramienta, una técnica que te ayuda a estar aquí y ahora. Una sensación de bien estar, comodidad y seguridad fue la frecuencia emocional de Georgina Kessel durante la entrevista.

 Kessel también fue la primera mujer directora de Casa de Moneda, hoy es la primera mujer en asumir la dirección general de Banobras. “Me ha tocado abrir brecha y se siente fenomenal”, dijo al preguntarle qué siente al ser la primera mujer en ocupar los cargos que le han tocado asumir en la Administración Pública.

“También me ha tocado estar en Clubs de Toby, y digo qué padre, soy la primera mujer. Sí, es un orgullo no voy a decir que no”. Kessel platicó que cuando llega a un nuevo cargo piensa en los logros que puede alcanzar desde ahí pues siempre ha estado convencida de que México tiene un potencial enorme.

 “Estudié economía porque no podía comprender la razón por la cual un país con potencial no tenía la distribución adecuada de la riqueza. México tiene potencia y es nuestra labor asegurarnos de aprovecharla”.

 “Yo he tenido un sueño desde chamaca, que este país erradicará la pobreza. Ese sueño no lo he logrado; pero me esfuerzo, he contribuido para que suceda. Seguiré luchando por México. Desde la trinchera que me toque contribuiré con mi granito de arena”.

Georgina Kessel impartió cátedra, en el ITAM, al actual presidente de México, Felipe Calderón, cuando él cursaba una maestría. “Ahí me conoció. En esta administración, ambos tenemos en común el interés por mejorar el bienestar de la población de nuestro país”.

 “Es un orgullo que los alumnos sean 10 mil veces mejor que el maestro, y que el entonces alumno Felipe Calderón, hoy sea el presidente de México”.

NTX/MM

En la vida venimos a dos cosas: Angélica Fuentes

*”La mujer que soy lo he aprendido”

Mayra Martínez Medina

El éxito lo alcanzamos en la medida que creemos en nosotros mismos, debo tener confianza en mí y creer en mí para que los demás lo asimilen. Para que una mujer se desarrolle tiene que creer en ella, trabajar para lograrlo, expresó Angélica Fuentes con un gesto de reflexión y convencimiento en su tono de voz.

Madre de Valentina, esposa de Jorge Vergara y presidenta de Grupo Omnilife – Chivas, son algunas de las facetas que actualmente desarrolla esta mujer mexicana.

En entrevista, quien años atrás fue reconocida como la “reina del gas” por haber presidido Grupo Imperial Corporativo, dedicado al negocio de gas LP y gas natural,  platicó que hoy es capaz de disfrutar a plenitud su vida por ser una mujer en equilibrio, que compite con ella misma.  “No todo en la vida es trabajo, familia, o diversión, debe haber un equilibrio”.

Angélica empezó a trabajar desde los 11 años, a partir de entonces su carrera ha estado marcada por el éxito, “veía trabajar a mi abuelo, Valentín y a mi padre, de ahí aprendí”.

Fue presidenta de la Red Empresarial de Energía del Mecanismo de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de la Asociación Mexicana de Gas Natural, por mencionar algunos cargos a nivel presidencia.     

En el trayecto laboral “entendí que no podía competir con todos, que la única persona con la que debía e iba a competir es conmigo misma si quiero lograr las metas que me impongo”.

A partir de esta decisión de carácter nace la conciencia del equilibrio en la vida de Angélica “todos los días hago un balance para saber acomodar cada cosa una vez que sé lo que quiero”.

Sentada en un sillón blanco, con las piernas cruzadas y las manos entrelazadas  dijo “yo digo que en la vida venimos a dos cosas: a aprender y a enseñar. Siempre aprendemos algo nuevo de toda la gente que nos rodea, te puedo decir que las cosas más importantes como mujer, empresaria y ser humano las he aprendido de la gente”.

Inclusive, continuó, “he aprendido de lo que no sale bien, y ahí está la lección porque se supera, se trabaja en ello para  mejorar y lo vas viendo en la vida”. Desde hace mucho tiempo “me di cuenta de que el crecimiento que he tenido es porque he aprendido de los demás”.

_ ¿Te consideras una mujer estratega, no es común este reconocimiento entre las mujeres?

_ La estrategia es algo que vas aprendiendo a partir del estudio a largo plazo. Posiblemente a las mujeres no se nos ubica como mujeres de estrategia porque no hay tantas en el ámbito empresarial y ejecutivo; pero las mujeres somos estrategas desde hace mucho tiempo. Desde el hogar  la mujer hace una estrategia con sus hijos, plantea dónde van a  ir los valores que les va a transmitir, por ejemplo.

La estrategia que yo hago es de negocios; pero tengo un equipo de gente muy competente que conoce su área muy bien, yo defino lo que quiero, lo analizamos, aceptó opiniones y vamos armando la estrategia a seguir.

_El trabajo que realizas requiere tiempo, platícanos cómo le haces para dedicarle tiempo a Jorge y Valentina.

_Valentina vino a hacer cambios en mi vida, no es la cantidad de tiempo que le dedique sino la calidad. Para mí es importante que sea la primera persona a quien vea en la mañana, la siento cerca de mí. A la hora de la comida la acompaño, en la noche para mí es primordial bañarla, cuando estoy con ella es Valentina y su mamá. También le dedico tiempo a la empresa y a Jorge, hay que saber organizarnos entender qué es calidad de tiempo, eso genera que las cosas se resuelvan y la gente se sienta contenta.

Quien fuera miembro del Consejo de líderes empresarios de la Coparmex en Ciudad Juárez, aseveró que esta visión aplica en los negocios “es importante entender lo que requieren los empleados y el consumidor, definir hacia dónde queremos ir y ser flexibles para hacer los cambios que se requieren”.

Al hablar de su rol de esposa hace una nueva reflexión “todo en la vida es una sincronía tan perfecta, que es el momento que debe ser, no pensaba volver a casarme”.

“Ha sido algo muy excitante compartir todo con mi pareja, Jorge, cada uno tiene fortalezas y nos compaginamos de manera muy exacta para estar en done los dos queremos estar. Tenemos admiración y respeto el uno por el otro lo cual nos ha permitido colaborar como socios, empresarios, pareja y papas de la Valentina”.

“Es muy emocionante platicar lo que sucede en la empresa, lo que ocurre en  el país y lo que queremos para el futuro de nuestra hija, ha sido enriquecedor compartir todo con Jorge”.  

Como persona vivo el presente, en la empresa defino un esquema a largo plazo. Así que el equilibrio lo mantengo sabiendo que hay muchas cosas que lograr y debo dedicarles el tiempo.

http://www.notimex.com.mx/multimedia/mujeres_exito.html?video=17